Paul Muguet





PAUL MUGUET, SECUENCIAS MEXICANAS
Freijo Gallery, Madrid España. 31/03 > 21/05 2016

(Hoja de sala de la exposición)

Las pinturas que conforman este nuevo cuerpo de obra iniciado por Paul Muguet a finales del 2015 tienen como finalidad sostener la mirada del espectador. Más allá de la comparación con el juego entre dos personas, serio o no, que consiste en "ver” cuál de las dos cede primero bajo la insistencia de la mirada del otro; lo que está en juego aquí para el artista es la incidencia del cuadro sobre el espectador. Su presencia insoslayable.

Para esto Muguet ha retomado la estructura del entramado textil de los muy típicos sarapes de Saltillo en el norte de México, y la ha aplicado como principio composicional de sus pinturas. Esta prenda típicamente mexicana, es conocida por sus colores vivos y su entramado que reproduce gradaciones tonales simbolizando el amanecer y la puesta de sol en los campos de cultivo.

La estructura visual del degradado de color reproducido mediante el tejido, tiene origen en las Bellas Artes y no en las técnicas propias de la urdimbre tradicional y la artesanía como se podría pensar. Ana María Oyarzábal de Mendoza, joven heredera de los primeros telares que implementaron este motivo en México a principios del siglo XX, lo utilizó bajo los consejos del Maestro Rubén Herrera, profesor en el Ateneo de Saltillo, con quién tomaba clases de pintura la abuela de Ana María, Dolores González, fundadora del telar. Para Paul Muguet es como si está técnica de sombreado y de degradado de color, propia del dibujo, el grabado y la pintura, exportada primero del ámbito de las Bellas Artes hacia la técnica textil en Saltillo, hiciera un regreso al campo pictórico con una carga suplementaria de historia y cultura.

A manera de Flag de Jasper Johns, Muguet también utiliza un diseño ready-made para “trabajar en otros niveles”. Y si para Johns se trata de cuestionar tanto el estatuto de la pintura como el del objeto representado, para Muguet, el motivo de las secuencias de color entrelazadas es además un contenedor que vehicula el concepto de vitalidad propio a su obra.

Ya sea que se trate de objetos, video, dibujo o pintura, Muguet pone de manifiesto la relación del espectador con la obra, incluyéndolo activamente a través de la percepción o el intelecto. En sus series anteriores, se invitaba al espectador a descifrar pinturas en forma de palabras. En esta ocasión la intención del artista es apabullar con la mayor cantidad posible de colores al espectador, creando un efecto similar a los producidos por Bridget Riley en sus pinturas ópticas de los años sesenta.

Más allá del puro efecto, la apariencia estridente de estas pinturas corresponde a la voluntad del artista de crear una superficie activa, vital, que parezca estar en movimiento y en constante cambio. Es por eso que además de las secuencias de colores, Paul Muguet a añadido franjas oro y plata. Pensando no sólo en como las luz reflejada reacciona en función de la posición del espectador en el espacio, sino también en la luz interior emanante del objeto pictórico como metáfora de una presencia efectiva en los íconos rusos.

Con respecto a la utilización del color, Muguet tiene en mente las composiciones de grupo de Perugino y de su discípulo Rafael, en donde el principio subyacente parece ir más allá del relato de una escena histórica o religiosa al emplear la mayor cantidad de colores sucesivos y sin repetición en los ropajes de los personajes representados. Para estos pintores renacentistas se trata de una demostración de abundancia y goce en los materiales pictóricos, además de un empleo del color que muestra una vitalidad vibrante. Razón por la cual provocan el interés del artista.

In fine, las pinturas de Paul Muguet son una síntesis de diferentes sistemas pictóricos empleados con la intención de crear una presencia equivalente a la presencia de quién las observa. Es por eso que la orientación vertical de las franjas hace eco a los Zips de Barnett Newman, cuya función es reflejar nuestra posición erguida. Importante también la decisión de sólo utilizar formatos destinados al retrato. Otorgando por analogía a las pinturas de Muguet la cualidad de personajes. Cual presencias dirigiéndose al espectador frontalmente y con la mirada fija, y a la vez absortas en sí mismas y su silencio de objetos. Contradicción ejemplar y a la vez atributo de aquello que es complejo y que está vivo.