Paul Muguet


PAUL MUGUET, PLEROMA & ASTERISMO
Galería Mérida, Mérida Yucatán, México. 24/05 > 24/06 2014

(hoja de sala de la exposición)

Por Belén Moro Mori

ASTERISMOS O CONSTELACIONES QUE SON VISIBLES A SEGUNDA VISTA

El lugar que ocupa el arte en el mundo trasciende el orden de lo presente como las estrellas en el cosmos. Este pensamiento está vinculado con las interpretaciones místicas del arte que hizo Walter Benjamin en sus tesis y críticas, las cuales nos ofrecen una visión de absolutización y deslumbramiento de las obras creadas por el hombre que, de acuerdo con sus palabras, borran la pluralidad de la luz sobria para descubrir la Idea, es decir la verdadera sustancia que existe entre las palabras (lenguaje) y el concepto (logos).

Para acceder a determinada verdad es necesario desnudar la apariencia de las cosas, quitarles la carga simbólica; y esto a su vez requiere de silencio y contemplación. Alcanzado este punto se puede salvar la crisis dialéctica que opone las fuerzas del ser con las del universo, situación fundada con los propósitos que guían el apoderamiento social y la explotación de la naturaleza.

Las pinturas de Paul Muguet se presentan como una manifestación técnica y alegórica de los conceptos anteriores, estableciendo una relación paradójica entre el cosmos (lo intangible) y la materia (el objeto palpable), en sentido sensorial y reflexivo. La paradoja reside en la oposición entre el todo y la nada: por un lado está la superficie pictórica anulada por un plano negro y por otro sus bordes fluorescentes que expanden la luz como un aura: es la oscuridad plena la que proyecta y hace posible la vibración de la energía lumínica originada en la tela oscura.

Al igual que las estrellas que conforman los asterismos, estas pinturas constituyen conjuntos ambiguos que pueden agruparse indistintamente y desintegrar la unidad que las diferencia de las constelaciones (las cuales son figuras permanentes, identificadas y nombradas desde hace tantos siglos). En cambio aquí la fragmentación conduce a la individuación y a la muerte, entendida al igual que Benjamin como “la aniquilación del estado malo del mundo, análoga a la que espera de la revolución para la totalidad del cosmos” .

A este estado de descomposición se accede tras una pausa o momento de contemplación, que no vacía de significados al contenido sino que lo sintetiza y concentra ilimitadamente en la forma circular de cada pintura y en el eco silencioso de luminosidad expandida a su alrededor.

La posibilidad de componer distintos asterismos con las pinturas tondi de Muguet es una cita a la evolución de la creación y transformación del universo, así como de las individualidades que lo conforman, las que no son visibles a primera vista, pero una vez encontradas proveen de un enorme goce perceptual.

Belén Moro Mori
Mayo de 2014. Argentina