Paul Muguet


1MES 1ARTISTA
1er aniversario solar en 123, del 14/02 > 28/02/2014

Texto por Belén Moro Mori

1MES 1ARTISTA es un programa de exposiciones que el dúo creativo Dear, compuesto por Delphine Passot y Arnaud Zein-el-Din, lleva gestionando desde hace un año. Esta tarea curatorial y sobre todo cultural está signada por un ritmo y espacio ubicados dentro del centro de la inmensa urbe defeña.

El calendario solar de doce meses compone el primer grupo de artistas que integraron sus obras al espacio multifuncional ubicado en Artículo 123 número 123. Las exposiciones se establecen sobre un principio muy simple: mostrar otra cara del trabajo de los artistas invitados. A su vez, los trabajos seleccionados son otra mirada o imagen de la realidad que vemos todos los días. Todos refieren a apuntes personales o apropiados como secretos de estado propios, algunos a partir de ejercicios más procesuales y otros de gestos espontáneos. Así, cada mes el espacio de 1M1A se transformaba en la entrada a un estado del artista expuesto con intimidad.

Dentro de la docena podemos relacionar algunos trabajos partiendo del principio básico del tipo de objeto o técnicas empleadas. Por un lado, los pintores o exploradores de la superficie pictórica van desde el gesto simple y conciso que hace de una forma o una palabra toda una cadena de pensamiento, como en las acuarelas de Mauricio Marcín, al trabajo procesual, de adición y luego sustracción de capas, de Maximilian Thiel, así como en las luminosas y perfectas veladuras de Paul Muguet.

Por otro lado están los dibujantes literarios, que construyen narrativas o reinterpretan relatos como hace Gustavo Abascal, o retratan nuevos personajes como los luchadores de Jean Sébastien Ruyer o los monstruos de Pepe Cortines, o aquellos que oculta Pilar Córdoba con los hilos bordados o cosidos sobre imágenes enigmáticas. Ampliando las dimensiones del dibujo a la construcción de objetos como otra presentación más material de escenas o personajes, podemos incluir en este grupo la obra de Lucía Ochoa, que son microhistorias o recortes de ecosistemas fantásticos construidos a partir de diversos objetos. También expandiendo el dibujo al espacio se puede incluir aquí el trabajo de Inés da Luz, quien construyó una red que atrapó tanto a la sala de Artículo 123 como cualquier objeto o idea que por allí pasara.

En el paso hacia el afuera nos encontramos con los fotógrafos o registradores de la realidad o de la apariencia visible de las cosas. Entre ellos está Thorsten Englert con el mapa de símbolos e ideas que señalan otras perspectivas urbanas, Georgina Ávila con la serie de paseantes o ambulantes misteriosos y Rubén Ochoa, que a modo de arqueólogo, recupera la memoria de objetos que convocan historias y re-construyen relatos.

Estos doce artistas que dejaron ver otra cara de sí mismos o de escenas que conocemos por haber visto o imaginado alguna vez, componen el primer ciclo a celebrarse bajo el cariño y espacio cobijado por Dear.

Belén Moro Mori Ciudad de México, enero de 2014